Tag

Proverbios 16: 9

Browsing

Lo siento mucho, no puedo encontrar un latido”. La sala comenzó a girar. Había escuchado estas mismas palabras devastadoras cuatro años antes. ¡Seguramente esto no nos volvería a pasar! Caminamos hacia el auto, entumecidos, reviviendo una pesadilla que ya habíamos experimentado. ¿Por que Dios? Pensamos que este bebé era nuestra promesa, nuestro arcoíris después de la tormenta. Claro, teníamos dos niños vivos a los que conducir a casa, pero eso no cambió los sentimientos de pérdida y pena que experimentamos por segunda vez en cuatro años. Durante los siguientes meses, me enfrenté al abrumador deseo de tener otro hijo.…